Impresiones de autor

La corta duración de las impresiones fotográficas y la inestabilidad de sus colores ha sido algo que siempre me ha preocupado. Es común observar cómo las fotografías impresas que tenemos expuestas a la luz, con el tiempo se deterioran sin remedio. La luz es algo paradójico en fotografía; es amiga y enemiga a la vez. La luz crea la fotografía pero también la destruye con el paso del tiempo.
La utilización de haluros de plata en la fotografía tradicional y los tintes de anilina en las impresiones de tinta, han sido un gran problema para la fotografía artística, ya que éstos han demostrado ser extremadamente inestables frente a los influjos ambientales de la luz y el aire. Si bien es cierto que ninguna obra de arte es eterna, el objetivo es tratar siempre de hacer que la obra dure el mayor tiempo posible.
Hoy tenemos la fortuna de disponer de nuevas tecnologías y métodos de impresión que han mejorado mucho la durabilidad de las impresiones fotográficas. Piezography es un sistema de inyección de tinta de alta resolución capaz de utilizar un pigmento negro carbón encapsulado en un polímero acrílico. Esto es un gran avance, ya que por fin con este sistema podemos imprimir con las mayores garantías de calidad y permanencia.
Además, también se ha avanzado mucho en el desarrollo de nuevos soportes de impresión. Esto es muy importante, ya que la durabilidad de las impresiones también está relacionada con la composición química de sus soportes. Uno de los fabricantes más exigentes de la industria actual es la empresa Breathing Color, que tras años de investigación ha logrado desarrollar papeles 100% algodón, libres de ácidos y aditivos, lo cual es esencial para conseguir imágenes de gran estabilidad cromática.
Personalmente, he decidido adoptar estas dos tecnologías –Piezography y Breathing Color– para mis impresiones fotográficas, ya que la posibilidad de utilizar un pigmento natural fijado sobre un soporte orgánico libre de ácidos y aditivos, es lo que produce la perfecta combinación de factores para la óptima conservación de mi obra fotográfica.

El papel

Pura Smooth™ es un papel de la empresa Breathing Color diseñado especialmente para fotografía artística. Éste tiene un gramaje de 300g/m², es mate, blanco, con una superficie muy suave, ideal para impresiones de alta resolución. Es capaz de producir un detalle muy nítido y preciso, con una magnífica gama tonal, calidad y contraste de línea. Este papel está hecho de fibra de algodón 100%, libre de ácido y lignina, y sin OBA’s (Optical Brightenener Additives). Tiene el certificado de calidad de papel de archivo con una duración de más de 100 años.